viernes, 5 de junio de 2015

CIERRE DE MERCADOS - LETICIA SABATER - ESTRENAR HIMEN A LOS CINCUENTA - COMO UNA VIRGEN - REUNIÓN DE LA OPEP EN VIENA

Viernes, 05 de junio de 2015. Cierre de mercados.  Estrenar himen a los 48 años de edad. Like a Virgin
Comienza en Viena la reunión semestral de los Países Exportadores de Petróleo, una reunión clave, importantísima para el devenir económico mundial. Se intenta conseguir un objetivo de producción  como indicador clave para el mercado y que estaría en torno a los treinta millones de barriles al día, si bien algunos analistas opinan que podría superar este guarismo. Los ministros del los países miembros intentarán presentar estrategias que permitan mantener el precio del barril entre 70 y 80 dólares Usa.
Las causas de la bajada de precios es consecuencia de la sobreproducción, de la aparición de productores de petróleo no convencionales con otras técnicas como puede ser el fracking. En Viena el objetivo es estabilizar los precios. Está claro que la Opep tiene armas y estrategias para ahogar a los productores no Opep.
Los gestores de fondos están reduciendo sus apuestas sobre el petróleo mediante fondos de cobertura y en otros casos con recorte en sus posiciones.
Una operación ruinosa. Amortizar el gasto. Like a virgin
Leticia Sabater, una chica de 48 años, radiante  nos cuenta que se ha sometido a la reconstrucción del himen. Parece ser que la vagina de la Sabater “no estandarizada” sufría cada vez que mantenía relaciones con hombres dotados “maxi”. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, como iba a invertir dinero en agrandar su vagina, por qué no aprovechar este momento para reconstruir su virginidad añorada. ¡Jajajaj!  Curiosamente coincide con la promoción de su nuevo trabajo. Todo por el módico precio de seis mil euros.
Como profano en la materia, parece ser que lo de la “reconstrucción del himen” consiste en unas suturas superfinas de las paredes vaginales aprovechando algo de himen de origen, nacimiento. ¡Es que le queda algo! En lenguaje vulgar, se trata de un zurcido. Esta dama no quiere ser mamá, quiere darse un capricho de primera juventud, adolescencia. Cualquier tiempo pasado fue mejor.
¡Duele¡  ¡O no!
Ahora Leticia se siente feliz, hermosa, esperanzada en encontrar “el hombre de su vida” para entregar su flor, su tesoro. Y si es por el rito gitano, tendrá que pasar por la prueba del pañuelo blanco. ¡Joder chica, que caprichosa eres!
No es necesario sufrir a tu edad, por un zurcido tal vez perfecto, hecho a conciencia, para justificar la inversión y oponga una resistencia atroz al miembro afortunado. Pensará ¡que virgo con solera y para rato! Si la reconstrucción es liviana, tal vez ni te enteres que pierdes la inocencia. ¡Sería una putada! Vas al quirófano a ponerte la flor, pagas una pasta gansa y encima no te enteras. Es para que te de un yuyo.
Muchas celebridades están valorando este tema. De algo hay que hablar.
Rentabilidad. Aquí me pierdo.
Esto es lo que a mi trae de vuelta y media. No me salen los números. Creo que esta dama no ofrecerá su virgo al mejor postor, a precio de escándalo, inalcanzable para la mayoría de los mortales. Sería una manera de rentabilizar la inversión virgo-vagina, maximizar el beneficio, si utilizamos la lógica empresarial. Pero no.
Esta mujer buscará el amor de su vida, el príncipe azul, bien armado, para eso su cirugía vaginal. A las primeras de cambio, en un instante, el armamento barrerá el zurcido y se irán a tomar por saco los seis mil euros en un momento fugaz. Una gasto innecesario, inútil. ¿Con dolor o sin dolor? Depende del zurcido.
Joooo, me he liado con el zurcido y no puedo hablar del Selectivo Español. Saludos y buen fin de semana. Os queda el vídeo oficial de Leticia Sabater rodeada de un arsenal armamentístico.