martes, 1 de enero de 2013

PROYECTO PRESUPUESTOS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

1 de  enero de 2013
El Ministerio de  Hacienda y Administraciones Públicas ha realizado un análisis de los datos homogéneos de los proyectos de presupuestos 2013 de las CCAA, así como un informe en  el que se analizan los principales agregados y su evolución respecto al  año anterior.
Todas las Comunidades Autónomas han presentado en sus  parlamentos  autonómicos los proyectos de presupuestos para el año 2013, a excepción de Cataluña, País Vasco y Galicia que han celebrado  elecciones  autonómicas  en los últimos meses, lo que ha retrasado el  proceso  presupuestario de 2013.  Así mismo, el proyecto de la Incluyendo las liquidaciones negativas del sistema de financiación correspondientes a 2008 y 2009, que no computan en el cálculo del déficit a efectos del objetivo de estabilidad presupuestaria, los proyectos presentan un déficit presupuestario de 6.438,28 millones de euros, el 0,9% del PIB, lo que supone una reducción de más del 50% respecto al déficit presupuestario del año anterior. Descontado el efecto de estas liquidaciones, el déficit presupuestario desciende al 0,6% del PIB.
Adicionalmente, los ajustes previstos por las propias CCAA por aplicación de la metodología de la contabilidad nacional, sitúan finalmente el déficit previsto para el año 2013 en el 0,7% del PIB. La variación del total del presupuesto es de un  -7,5% respecto a lo presupuestado el año anterior. Tomando en consideración los gastos e ingresos de naturaleza no financiera,  las tasas de variación son del  - 7,1% y -5,4% respectivamente.
La evolución de los ingresos no financieros (-5,4%) respecto al año 2012, se ve afectada por la variación de los recursos del sistema de financiación, cuya presupuestación en 2012  estuvo marcada por la prórroga de los PGE y utilizarse como comparación la cifra de recursos de 2011. Teniendo en cuenta las cantidades efectivamente satisfechas en 2012 por la financiación territorial, la tasa de variación de los ingresos no financieros es de un -0,9%, destacando en esta evolución, el ejercicio por parte de varias CCAA de sus competencias normativas en materia tributaria, que ha permitido incorporar en la estimación un incremento de sus ingresos tributarios respecto a 2012 en casi todas las figuras.
La reducción de los gastos no financieros (-7,1%) se produce tanto en los gastos de naturaleza corriente como en los de capital. Así los primeros registran una disminución del 4,2%, que se produce en todos los capítulos presupuestarios a excepción del relativo a los intereses de la deuda que crece 1.778 millones de euros respecto a 2012. Por su parte los gastos de capital se reducen en un 25,2%.